Estudio UNICEF: Países más peligrosos para ser un recién nacido

CNN International compartió el pasado 22 de febrero el estudio de UNICEF sobre los países más y menos peligrosos para ser un recién nacido.

Cada año en todo el mundo, alrededor de 2,6 millones de bebés mueren en el primer mes de vida, y algunos países ven más muertes trágicas que otras.

Un informe de UNICEF publicado el martes clasifica a los países por sus tasas de mortalidad neonatal en 2016.
El informe encontró que el país con la tasa más alta de mortalidad neonatal fue Pakistán, que vio morir aproximadamente a uno de cada 22 bebés antes de cumplir un mes de edad.
El país con la tasa de mortalidad neonatal más baja fue Japón: solo una muerte por cada 1,111 nacimientos.

Desde Latidos en Cinco Continentes cada alma es importante, más allá de las cifras, y seguiremos trabajando para que las almas que parten pronto encuentren su camino de luz, y para que las familias que las ven partir puedan superar el dolor que supone esta partida temprana.

Un bebé nacido en Pakistán tenía casi 50 veces más probabilidades de morir durante su primer mes que un bebé nacido en Japón – o Islandia, que ocupa el segundo lugar más bajo, o Singapur, que ocupa el tercer lugar más bajo, según el informe.
El informe también mostró que los Estados Unidos y el Reino Unido tenían tasas de mortalidad más altas entre los recién nacidos que otros países, incluidos Cuba, Alemania, Israel, Corea del Sur y Singapur.
Los 10 principales países con las tasas más altas y más bajas
El informe del UNICEF se basó en datos del Grupo interinstitucional de las Naciones Unidas para la estimación de la mortalidad infantil. Los datos fueron desde 1990 (o antes, según el país) hasta 2016.

Sobre la base de esos datos, los 10 países con las tasas más altas de mortalidad neonatal en 2016 fueron:
Pakistán / República Centroafricana / Afganistán / Somalia / Lesoto / Guinea-Bissau / Sudán del Sur / Côte d’Ivoire, o Costa de Marfil / Mali / Chad

Muchos de esos países están desgarrados por la guerra, tienen acceso limitado a agua limpia en instalaciones de salud o se han visto afectados por desastres naturales, dijo el Dr. Stefan Peterson, jefe de salud de UNICEF, quien ayudó a realizar el análisis técnico y la revisión del informe.

“Ese es un tremendo desafío para comenzar con estos países. Luego también enfrentan el desafío de no invertir lo suficiente en los servicios de salud”, dijo. “Algunos de ellos solo gastan el 1% del producto interno bruto en salud, mientras que la recomendación nacional es gastar al menos el 5% de los recursos públicos en salud”.

Los 10 países con las tasas más bajas de mortalidad neonatal en 2016, según el informe, fueron:

Japón / Islandia / Singapur / Finlandia / Eslovenia / Estonia / Chipre / República de Corea o Corea del Sur / Noruega / Luxemburgo

“Estos son países que durante mucho tiempo tuvieron voluntad política para abordar la calidad de la atención materna y neonatal”, dijo Peterson.
“Han educado a las mujeres”, dijo. “Han abordado el embarazo adolescente, y tienen servicios de salud de calidad centrados en parteras que en realidad pueden lavarse las manos en los centros de salud y tienen acceso a los tratamientos y medicamentos básicos”.

Puedes leer el informe completo aquí.