Ricardo, Barcelona

Antes vivía con falta de motivación y de entendimiento de cual era mi propósito y lugar dentro de mi sistema familiar y en la vida.

Me sentía muy perdido, inestable y vacío por dentro y mostrando la mejor cara posible y una aparente estabilidad y seguridad al exterior.

Desde que he asistido a Constelaciones Familiares todo esto cambió. Ahora siento mucho orden interno y paz en frente de mi sistema familiar.

He recuperado mi intuición y me dejo llevar por ella. Si siento que tengo que hacer algo lo hago y si siento que no, lo dejo pasar, aunque no sepa porqué y esto es grandioso por que deje de analizarlo todo, de discutir conmigo mismo y por lo tanto de dudar en todo.

Lo que más me gustó de participar en las Constelaciones Familiares es que al hacer de representante, experimentas todo tipo de roles. Hay personajes henchidos de dolor, otras veces te enamoras dentro de la constelación, o vives un gran odio hacía alguno de los otros personajes,…

En cierto modo siento que vivir toda esta polaridad de experiencias me ha dado perspectiva y permiso para integrar y expresar todo este tipo de sentimientos en mi día a día y mis relaciones, muchos de los cuales anteriormente reprimía.

Después de estar trabajando, tanto como representante como con temas propios con Ma.Àngels, te puedo asegurar que con ella me he sentido en muy buenas manos. Está claramente al servicio de lo que tu quieres trabajar y de tu sistema familiar.

Ahora me siento muy tranquilo y confiado, conmigo y en mi vida, desde lo más terrenal a lo más espiritual.