“Le dije a mi hija: ‘Puedes irte, yo sonreiré por ti’; y se fue”

Cristina Inés Gill nos relata cómo el cáncer se llevó a una de sus hijas, cómo superó su propio cáncer y cómo ha cambiado su vida.

¿Cómo se siente usted hoy?

¡Muy viva! Ya no vivo a medias. Mi hija se ha quedado en el camino… y yo lo sigo por las dos. ¡Se lo prometí! Y lo disfruto todo. Vivo por ella, como sé que ella hubiese vivido por mí. Por eso lo exprimo todo: ¡yo no pospongo vivir y ser feliz! Mañana es tarde para mí.

Fuente: «La Contra de La Vanguardia»

Aquí os dejo el enlace