Estamos programados para seguir a nuestros padres, pero nos podemos reprogramar

20161102-programados-para-seguir-a-padresExcelente artículo en la vanguardia sobre como estamos programados para seguir a nuestro padres (2-nov-2016)

>Lee todo el artículo

Hay tres patrones de copia: uno es la identificación con los padres (si mi padre me pegó, yo pego a mi hijo); relacionarte con los otros como lo hiciste con tus padres (si tu padre siempre tenía el control, serás un adulto sumiso), y repetirte los mensajes aprendidos (si te decía que no valías, tú mismo te dirás que no vales).

¿Y esto perdura toda la vida?

Sí, porque se trata de la seguridad y la amenaza, y la naturaleza no quiere que olvidemos al león. Eso es ser adaptativo: haces lo que hacen. Hoy sabemos que el entorno próximo y temprano de la persona cambia su genoma.

También nuestro cerebro cambia con las experiencias.

El cerebro primitivo no, y por eso las personas desarrollan malas conductas adaptativas.

….

En mi experiencia personal, aunque no sé científicamente si el cerebro primitivo puede o no cambiar, lo que sí se seguro es que se puede aprender a no reaccionar de la misma manera, y llegar a practicarlo lo suficiente para que se convierta en un automatismo o hábito, completamente diferente a lo aprendido.

Por tanto, podemos decir que hay tres patrones de copia, pero también es posible no copiar y hacerlo diferente. Es desarrollo personal y emocional.

¡Bienvenida la voluntad de cambiar, porque es el primer paso para hacerlo diferente!