Más claves para la profesión de ayuda

Recientemente realizamos el taller de LA PROFESIÓN DE AYUDA con Constelaciones Familiares donde revisamos de dónde nacen los desequilibrios entre el dar y recibir.

«Casualmente» se configuraron los grupos a quiénes iba a ser útil este trabajo:

  • profesionales de cualquier sector involucrados en la atención de personas, ya sea sector público como privado (atienden a muuuchas personas y dirigen grupos)
  • profesionales de las terapias que atienden directamente las peticiones de los clientes sobre asuntos emocionales y de relaciones
  • profesionales de terapias corporales o energéticas cuyos clientes vienen por molestias en el cuerpo pero que de forma indirecta emergen asuntos emocionales no resueltos

la-foto-4-profesion-de-ayuda

Así, todos y todas pudieron experimentar los límites de la ayuda que podemos ofrecer, puesto que más allá de la intención y preparación del terapeuta, cada persona viene con su propio destino y el terapeuta puede intervenir sólo hasta donde el «campo energético» lo permite.  Por eso el terapeuta o quien atiende a personas requiere un entreno en distanciarse de su deseo y ser neutral en su intervención para así estar alineado con la vida y el destino del cliente.